Bloody week!

Menos mal que esta vez hemos venido a Sesimbra en vez de quedarnos en Setubal. El trabajo está siendo de lo más cabrón de los últimos tiempos. Por lo menos Sesimbra tiene algo especial que hace que te olvides del trabajo al volver por la tarde, al contrario de Setubal que tras una paseo por la Avda.Luisa Todi no quedaba otra que volver al hotel, Sesimbre tiene mucho encanto.

Estoy en el cuarto de oficiales del buque Overseas Sophie, descansando del palizón de hoy, esto ha sido mucha tela. Estamos navegando con el práctico a bordo y cuando venga la lancha a por el, nos bajamos, trabajo terminado.

Una cosa que quería comentar de este viaje a Portugal ha sido el gran descubrimiento de Sesimbra y del Hotel Estalagem Do Mar. El hotel es muy grande, horizontal, pasillos llenos de rincones, ventanales al mar, butacas. No hay ni un alma, ni un alma es que no me he cruzado aún con nadie en el pasillo así que la sensación muchas veces es la de estar en un hotel abandonado pero en perfectas condiciones., muy interesante. El bar es de lo mejor, terraza colgante, suelo techo y paredes de madera, decoración marinera, muy acogedor. Como el hotel, enorme.las habitaciones son sencillas, sin lujos pero con un ventanal al mar y marquesinas de madera enormes. Cada habitación tiene una terraza de unos 9 metros cuadrados bastante recogida donde puedes sentarte a leer y ver solamente el mar.

El hotel está tan sumamente cerca del mar que por las noches se oyen las olas romper, ahhhh que gozada. Este sitio es el típico para venirse en invierno cuando uno quiere escapar de la rutina y perderse un fin de semana sin ver a nadie.

Las comidas las hemos ido haciendo en el restaurante Ribamar, un dos estrellas Michelin a un precio genial. Los camareros muy simpáticos y la comida espectacular.

No todo ha sido disfrute hotelero, más bien tortura naval. Como ya he comentado este trabajo nos ha prepardo una putada cada día, el viejo lobo y yo no nos lo podíamos creer, ha sido muy duro, pero lo hemos conseguido. Al final resolvimos el último problema a ultimísima hora desmontando el PCB de la conexión intermedia, mirando las pistas a donde iban, que componentes había por medio y así pudimos sacar el plano de conexionado que no teníamos.

Reflejo en casco recien pintado

Grande vs Pequeño

Nos vamos, trabajo terminado

Una respuesta to “Bloody week!”

  1. hola,gran sesion de fotos,la que mas me gusta es la del remolcador abarloado por la amura,y el personal bajando por la escala (escalofrio jaja) destacandose el inmenso casco del reluciente petrolero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: