Botán. Su primera noche fuera de casa.

En estos momentos ha de estár bastante asustado. Es tarde, debe de hacer frio, esta oscuro, todo se mueve, no siente el calor de su madre ni de sus anteriores dueños. Los olores y sonidos son estraños. La jaula en la que se encuentra y donde tiene que dormir no es ni de lejos lo que ha venido siendo hasta ahora su cama… le esperan muchas horas de viaje.

Lo que Botán no sabe es que viene de camino a un lugar precioso, donde ya le espera una cama muy suave, con una manta y un cojín para el solito, juguetes y unos nuevos dueños que lo van a cuidar y querer como todo perro se merece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: