Olivo

Hace unos días planté un olivo en casa. Vino un amigo a ayudarme puesto que la grúa no podía entrar a esa zona de la casa. Pensé que la liaríamos parda pero en dos maniobras zis, zas, olivo al agujero que previamente hice con mucho esfuerzo. Medio metro de profundo por uno de diámetro. Enterrar a alguien en el jardín debe de ser una currada del copón. Lo duro fue el recubrimiento con piedra de esa zona del jardín. Primero Monika puso la tela para evitar que crezcan malas hierbas. Ella tiene una paciencia que envidio además de un espíritu perfeccionista increíble. Yo como no tengo mucha paciencia me dedique al tema de la fuerza bruta, cargar el carro de piedras y descargar. Con esto el jardín queda terminado en un 95%, por fín Botán no se manchará más de barro cuando llueva y no nos podrá la casa hecha un pastizal.

olivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: