Criogenizando un reloj

El otro día tuvimos un trabajo en el taller en el que empleamos nitrógeno líquido. Sobraron unos litros así que estuvimos experimentando un poco. Un experimento fue ver lo que duraba mi reloj Nautica, 99 pavos en el aeropuerto de Singapur, con vida.

Pues bien, trás un par de minutos a nosecuantos bajo cero, lo saque raqué el hielo de la pantalla y estaba como esperaba, muerto.

Este reloj lo he llevado a bucear varias veces, ha estado en muchos barcos, aceite, golpes, y ahora esto. Una pasada por 99 euros. Lo sorprendente, cuando el calor se volvió a apoderar de su interior volvió a funcionar perfectamente. Una prueba más pasada. Ya no se que será lo próximo, ¿una apisonadora?.

3 comentarios to “Criogenizando un reloj”

  1. Creo que después de eso no volverá a ser el mismo. Ten cuidado porque lo mismo le da por ser un malvado. Por eso, si intenta engañarte con la hora, es mejor que se hubiera quedado parado. En ese caso sería un reloj bueno porque te daría la hora correcta dos veces al día.

  2. Killo, va como un reloj… nunca mejor dicho, sorprendente. A su favor, la maquinaria es Japonesa y no chinuki.

  3. ¡¡Estás embrutecío!! Lo guay hubiese sido darle un pequeño golpecito congelado a ver si es verdad que se parte en pedazos como Terminator😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: