Libros leidos últimamente

Los barcos se pierden en tierra. Arturo Pérez Reverte. Mi madre me regaló este libro. Sabe que me encantan los barcos y todo lo relacionado con el mar. Cuando lo ví, me di cuentra que se trataba uno de varios libros de Arturo en los que recopila artículos de temas relacionados con el mar y que escribe en el suplemento El Semanal. Al no ser una novela no me entusiarmó mucho la idea.

Después de mucho leido sobre management, liderazgo, negociación etc, quería cambiar el tema y decidí darle una oportunidad. Si Arturo es mi escritor favorito es por algo, y he de decir que este libro no me ha defraudado en nada.

A este formato de libro le he sacado algo muy interesante. Al tratar de diferentes asuntos, repito, siempre relacionados con el mar, el autor hace referencia a mucho libros en los que se ha inpirado o documentado en numerosas ocasiones. A día de hoy, todas esas referencias están en m Wish List de Amazón, para poco a poco ir nutriendo mi bibioteca marina.

En temas navales, como en muchos otros aspectos de nuestra história, los Españoles siempre hemos ido por la vida con dos cojones y medio cerebro. Los dos cojones de la gente que a falta de líderes capaces, algo que sufrimos todavia a día de hoy, mal endémico de este pais, han tenido que liarse la manta a la cabeza y tirar para adelante, apentando como se dice “un huevo contra el otro”.

Es tremenda la falta de educación en historia que sufrimos los españoles. Se nos pone el buche como a pavos en celo cuando hablamos de la roja, de Nadal, de Alonso pero son muy pocos que saben de las grandes gestas que marinos españoles han llevado a cabo contra turcos, ingleses, holandeses etc… En Tenerife, debería de ser festivo el 22 de Julio, cuando en 1797 Mr. Nelson fue a pasearse por las islas afortunadas para darles caña a los españolitos con aliento a ajo y donde mira tu por donde, les dimos manteca de la buena. Con un brazo debajo del otro se volvió para casa, lamiendose las heridas como un perro apaleao. Y el más grande marino inglés, manco esta vez, después de la zurra en Tenerife, perdió la vida en Trafalgar, esta vez perdiendo los españoles lamentablemente, pero como siempre, por falta de líderes y por juntarnos con cualquiera para ir a hacerle la guerra a los ingleses. Porque una cosa me queda clara, a cojones no nos gana nadie, pero como decía el anuncio de una firma de pneumáticos, los cojones sin control, no sirven para nada, o algo así. Y eso es lo que nos ha faltado siempre, control, disciplina, buenos líderes, y nos han sobrado muchas sotanas, algún que otro rey cabrón, otros tantos milicos que deberían de haber sido enterrados a 100 metros bajo el lecho de la fosa de las marianas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: